NoticiasPortadaReporte Ciudadano

Negligencia en la Clinica Fleming, dejó con sordera y retraso psicomotriz a un niño

A cuatro meses de que se divulgara públicamente, el caso de Negligencia Médica en el que incurrió personal de la Cínica Médico Quirúrgica Fleming, que dejó con sordera y retraso psicomotriz a un niño; un documento interno de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (COPRISEH), revela una serie de irregularidades en el establecimiento, que de no resolverse de manera inmediata ponen en riesgo la salud de los pacientes y sus familiares.Clínica Fleming

Las irregularidades van desde la falta de un despachador de toallas desechables, hasta la carencia de un desfibrilador en el área de Urgencias, pasando por otras muchas como la falta de un lavabo con agua potable en la central de enfermeras de recuperación post-parto.

El documento firmado por Fabián Meneses González, subcomisionado de Legislación y dictamen de la COPRISEH y dirigido al médico Gaudencio Gayosso García, quien aparece como responsable de la clínica, cita muchas cosas que se deben corregir “de inmediato” según el escrito, como lo es la falta de Servicio de Farmacia, pese a que lo anuncian; la carencia de comités de infecciones nosocomiales, de mortalidad materno-infantil, de Bioética y de Medicina Transfusional, así como la no realización de informes mensuales de infecciones y que la Clínica Fleming no cuenta ni siquiera cuenta con programa de registros o bitácoras de limpieza y desinfección de instalaciones, equipos y transporte.

La COPRISEH determinó algunas irregularidades que se pueden considerar graves, como el hecho de que la Unidad Quirúrgica, no cuenta con un sistema de ventilación artificial y que la central de enfermeras de recuperación post-anestésica, tampoco tiene desfibrilador; la Unidad de Obstetricia-Tocología no tiene un espacio exclusivo para valoración y esta se hace en los cuartos de las pacientes, donde los cubículos no están separados por cortinas antibacteriales, lo que abona a la posibilidad de que se propague una infección intrahospitalaria.dictamen

El área de Hospitalización no tiene central de enfermeras, sala de curaciones, ni sanitario para personal; carece de cuarto séptico y de aseo; no hay un correcto almacenamiento de cilindros en la central de gases y en lo que se refiere al agua potable, si bien se realiza mantenimiento y limpieza anual a la cisterna, el último monitoreo de cloro residual se realizó en el mes de junio, por lo que el principal problema en la clínica es la higiene.

No hay lineamientos ni programa de trabajo para capacitación y educación continua, tampoco un manual de procedimientos para técnicas o un calendario de frecuencia en labores de limpieza, es decir, son unos sucios.

El dictamen omite, si la clínica Fleming cumple o no con el adecuado manejo de desechos tóxicos y biológico-infecciosos, que también está sujeto a una normatividad muy estricta.

Cabe destacar que la Clínica Médica Quirúrgica Fleming, se ha visto involucrada en un grave caso de Negligencia Médica en agravio del menor Saúl Adrián Juárez Tapia, con daños irreversibles en sus sistemas auditivo y neurológico, debido a las fallas en las que en el ejercicio de su función, incurrieron dos galenos, el ginecólogo Gaudencio Gayosso García y el pediatra Luis Raúl Ramírez Piñón, según lo determinó la Comisión de Arbitraje Médico del Estado de Hidalgo (CAMEH).

Ambos médicos están sujetos a un proceso penal ante el Juzgado 1º del ramo en Tulancingo, donde se les fijó una caución para mantenerse en libertad, pero el niño carece de atención médica y terapias, así como la clínica carece de la higiene elementa

Fuente

Comment here


*